lunes, 25 de mayo de 2009

MÁS CUENTOS ECOLÓGICOS


El equipo "Limpieza y Salud" que integran Gilberto, Shirley Gabriela, Alejandra, Luceli Anaid, Anabel y Lilian Carolina, también escribieron un cuento ecológico para el final del proyecto.

LA SEPARACIÓN DE LA BASURA
Un Día, Paco y María querían ir al parque, cuando llegaron se encontraron mucha basura y no pudieron jugar, pero a Paco se le ocurrió una idea y dijo: ¿Por qué no la juntamos? María le contestó: -Sale, vamos a separarla en orgánica e inorgánica. Paco le dijo: -Pero no se cuál es una y otra. María otra vez contestó: -¡Ay Paco!, la orgánica proviene de desechos de comida, cáscaras de fruta y la inorgánica son los vidrios, los plásticos, etc. Paco dijo_ -¡Ah, ahora ya se! Así fue como el parque quedó impecable. Paco y María pusieron dos cestos de basura, el azul para la inorgánica y el verde para la orgánica. María le dijo: -Si hay cestos de basura, ¿por qué no la ponen en su lugar? Paco le dijo: -Porque no respetan los botes, nomás la tiran, pero no saben que están contaminando el ambiente. Días después todos respetaron los botes y pusieron la basura en su lugar. María y Paco aprendieron una gran lección.



"Las Mejoradoras del ambiente" son Elena Judith, Diana Paola, Valerie, Eymi Beatriz y Andrea Noemí, ellas también son escritoras y escribieron esta historia:

LA BASURA
Un día los niños de una escuela decidieron lanzar un proyecto para juntar la basura, y pusieron los botes. Pero los niños no sabían y revolvían la basura, la maestra los llamó y les preguntó por qué lo hacían, y ellos les dijeron que no sabían como separarla. Una niña dio una buena solución, que le pusieran nombre a los botes: basura orgánica y basura inorgánica, así todos aprendieron a separar la basura.

Lo que platican en su cuento "Los recicladores mazatlecos", Oscar Fernando, Pedro Enrique, Eder Ismael, Josué Osvaldo y Jesús Rafael, es algo que nos puede pasar si dejamos la basura tirada por el suelo:
EL NIÑO SUCIO
Esta era una vez que un niño era muy sucio, tiraba basura donde quiera. Su mamá lo regañaba y a él no le interesaba, seguía comiendo y tirando. Un día la maestra en clase les explicó sobre la basura orgánica e inorgánica y les puso dos botes de basura, y les dijo que no se les olvidara que los desechos que se tiran sin cuidado pueden dañar el medio ambiente y se les llaman contaminantes. Cuando llegó a su casa agarró un plátano y tiró la cáscara al piso, y su mamá le habló, al caminar piso la cáscara, se cayó, se golpeó y se quebró el pie, lo tuvieron que llevar al hospital y le pusieron yeso. Su mamá le dijo: -Espero que te sirva de experiencia para no tirar basura en el piso, para eso están los botes. A partir de eso, jamás volvió a tirar basura, porque se sentía mal sin poder hacer nada por su pie. Respetó los botes de separación de basura orgánica e inorgánica que había puesto la maestra en la escuela.



Para realizar estas actividades nos fueron muy útiles los libros de la Biblioteca General y de la Biblioteca de Aula, en especial el texto de "Cuentos ecológicos", les invitamos a que lo lean.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada